Creo que responder a esta pregunta es ideal como primer post de este blog y web, mi casa virtual que con tanto esfuerzo y cariño acaba de estrenarse.

¿Qué es una doula?

Voy a contarte en qué consiste nuestro trabajo y la labor que desempeñamos. Soy consciente que al ser una figura relativamente reciente en nuestro entorno y no disponer de formación reglada, en general suele haber confusión entorno a nuestra figura. Se sabe que estamos relacionadas con la maternidad y los bebés, pero no se sabe bien qué hacemos.

Y justo en esa cuestión está la clave: las doulas no hacemos, las doulas estamos.
Y esto no es algo muy habitual en una sociedad basada en el hacer, en los consejos, en las soluciones rápidas, en lo medible, en la respuesta inmediata y en la productividad.

Las doulas somos mujeres profesionales que nos formamos para acompañar emocionalmente a otras mujeres en etapas tan vitales como el embarazo, el parto, el postparto, la infertilidad y la pérdida gestacional o neonatal.

Nuestra formación comprende de muchas competencias, en mi caso me formé durante un año con AmanaDoula, una formación completa donde pude profundizar en temas cómo la esencia del acompañamiento, antropología del nacimiento, concepción y gestación, anatomía pélvica, derechos en el embarazo  y el parto, parto en casa y en hospital, postparto, nociones de pediatría, duelo gestacional, lactancia materna, primera infancia, sueño infantil, sistemas familiares….
Todo ello han sido conocimientos que me han permitido comprender la maternidad y la crianza desde la fisiología, desde lo emocional y lo logístico. Aprender de todo ello nos permite como doulas aprender uno de los pilares fundamentales de nuestro trabajo: la derivación.

Pues nosotras NO somos personal sanitario, sino complementarias en el acompañamiento integral a la mujer en su maternidad. Trabajamos en equipo con otros profesionales y tenemos muy claro cuál es nuestro lugar: el sostén emocional de la mujer.

Las doulas creamos una relación horizontal de confianza de mujer a profesional, de doula a madre. Aportando una visión y perspectiva distintas a todo el entorno que la rodea en estas etapas vitales de enorme cambio y agitación emocional.
Acompañamos desde la escucha, desde la mirada libre de juicio, desde la empatía, la apertura y la validación de cada decisión que toma la mujer a la que acompañamos.

Confiando plenamente en su camino, en sus opciones y en su manera única de maternar.

Un abrazo,

Cristina